¿Sabes qué es el Home Staging?, seguramente que ni siquiera te suene este concepto, ya que actualmente es muy poco conocido en España. Aún así, es un concepto muy importante a tener en cuenta a la hora de vender o alquilar tu vivienda. En Housinity, vamos a contarte todo lo que necesitas saber para entender y usar esta disciplina.

¿Qué es el Home Staging?

El Home Staging es una técnica de marketing originada en Estados Unidos en los años 70. Este término en castellano significa “puesta en escena de una casa”. Consiste en presentar de forma atractiva la vivienda para así gustar e impactar en el momento de su venta o alquiler, haciendo que se produzca en el menor tiempo posible y con un buen precio de mercado. 

Podríamos decir que su objetivo principal, es ilustrar los puntos fuertes de la propiedad para que la persona que vea la vivienda desee vivir en ella. Es importante no confundirlo con la decoración, ya que esta última únicamente consiste en “vestir” la vivienda. Además, el Home Staging se puede usar en cualquier tipo de inmueble, ya sea una oficina, local o vivienda. Esta estrategia se centra en la parte más emotiva de los consumidores. La presentación de la vivienda, se hace de forma perfecta, teniendo cuidado con cada detalle.

Claves a tener en cuenta para usar el Home Staging

Existen profesionales especializados en esta técnica inmobiliaria y son los “Home Stagers”. Aun así, es importante que conozcas cómo funciona esta estrategia. 

El Home Staging comprende varias acciones, todas ellas encaminadas a atraer al máximo número de clientes a la propiedad. Para ello, se deben de seguir una serie de pasos:

  1. Despersonalización: recuerda que el objetivo del Home Staging es hacer que las personas deseen y se imaginen viviendo en esa casa, por lo tanto, las pertenencias personales de los antiguos propietarios de la vivienda, pueden hacer que este objetivo resulte difícil de conseguir. Así que, lo primero que se debe de hacer es eliminar todos aquellos objetos personales.
  2. Orden: cada persona tiene el suyo propio, pero aún así, es importante que la vivienda esté recogida y ordenada, para dar una buena primera impresión y captar a más personas interesadas. El uso de trasteros y almacenes, es una buena solución para ello.
  3. Desocupar: hay que tener en cuenta las proporciones de la vivienda, para así elegir bien el espacio desocupado y el tamaño de los muebles. Ya que un espacio pequeño acompañado de grandes muebles, da sensación de agobio. Otra recomendación que te damos es, que si en tu vivienda tienes alguna estancia sin uso, sácale partido y dale uno nuevo.
  4. Limpiar: es importante que se visualice una casa lista para entrar a vivir en ella. Realizar una buena limpieza y reparar todos aquellos desperfectos que tenga la vivienda, ayudará a potenciar sus puntos fuertes.
  5. Decoración y organización: una de las curiosidades del Home Staging es, que si la vivienda se encuentra vacía o incompleta de muebles, existen numerosas marcas de muebles de cartón para su presentación. Esto favorece que quién esté visualizando la propiedad, se haga una idea de cómo quedarían las estancias con sus propios muebles. Siempre resulta una ventaja “vestir a la vivienda” de forma que atraiga a más clientes.
  6.  

Entradas recomendadas