Alquilar una vivienda habitual es una práctica muy utilizada hoy en día. Sin embargo, son muchos los que dudan de si se trata de una actividad legal y de si existe alguna Ley que la regule, ¿tú eres uno de ellos?

En Housinity, te vamos a ayudar a que conozcas todo lo necesario para decidir y saber qué hacer antes de alquilar tu casa habitual.

¿Qué es una vivienda habitual?

Para poder comenzar a explicar por qué esta actividad es legal y en qué situaciones no lo es, es necesario que sepas de lo que se trata este tipo de vivienda. Una vivienda habitual es aquella en la que se vive durante un tiempo prolongado, pudiendo ser de 12 meses o tres años, entre otros. También cuando se ha accedido a ella por motivos personales tales como: traslados laborales, cambio de domicilio, por aspectos matrimoniales…

Puedes alquilar tu vivienda habitual a corto plazo o a largo plazo. En el caso de que quieras alquilar tu vivienda durante un corto período de tiempo, debes de saber que se regula de forma diferente en cada comunidad autónoma. Por lo que tendrás que conocer cuál es la legislación de la zona en la que vives, ya que cada una tiene unos términos diferentes en cuanto a tiempo. 

El motivo principal por el que la vivienda habitual es alquilada, es el de la rentabilidad económica, es decir, si estás buscando alguna alternativa para generar mayores ingresos, alquilar parte de la vivienda en la que resides puede que sea una buena opción, ya sea alquilando una habitación o parte de la casa. 

Además, no hay ningún problema si decides alquilar tu vivienda mientras que sigues pagando la hipoteca de esta. Aún así, es importante que sepas que al alquilar tu vivienda, esta pierde su estado de ser vivienda habitual, por lo que afectará a la deducción del IRPF y tendrás que acordarte de no declarar esta deducción en la renta anual, para así evitar multas y sanciones.

¿Es legal alquilar la vivienda habitual?

Alquilar la vivienda habitual ya sea durante un período corto de tiempo o de forma prolongada, es legal y está regulada por la LAU (Ley de Arrendamientos Urbanos) o por el Código Civil, dependiendo del tipo de contrato que se realice. Esto se debe a que no existe ningún obstáculo legal para ello. 

Sin embargo, no en todos los casos se permite realizar esta actividad arrendataria: por un lado, es necesaria la existencia de un contrato de alquiler en el que se formalice dicha práctica, ya que si no hay ningún contrato, pueden tener consecuencias negativas para ambas partes. Por otro lado, es importante que sepas que todo aquel alquiler de vivienda habitual realizado con fines turísticos , es ilegal debido a que este ámbito de turismo se regula a través de otra Ley diferente a la LAU, siendo distinta en cada comunidad autónoma.

Consejos para alquilar una vivienda habitual

Como prevención a la hora de alquilar tu vivienda te aconsejamos que:

  • Describas de la forma más exacta y clara posible, los objetos y muebles de la vivienda con pruebas de ellos (fotografías) en el contrato.
  • Cobres por adelantado las rentas del alquiler. 
  • Contar con algún tipo de seguro para el hogar, mejor si se trata de seguros multihogares.
  • Declarar en la renta  todos los ingresos y movimientos económicos obtenidos en dicho alquiler, en base a rendimientos inmobiliarios.

Si tras la lectura de este artículo tienes alguna duda, no dudes en contactar con nosotros. 

¡Esperamos que te haya sido útil!

Entradas recomendadas