Una de las cuestiones más importantes a la hora de buscar casa, es la de decidir si se quiere comprar o alquilar. Aunque parezca que es una decisión sencilla, por lo general, suele ser bastante complicada de tomar para muchos. 

En cuanto a la opción de alquiler, seguramente hayas oído que vivir de alquiler es tirar el dinero a fondo pérdido. Sin embargo, la opción de compra es bastante complicada de poder llevar a cabo, ya que no siempre nos lo podemos permitir. Por todo ello, se ha ido dando a conocer una tercera opción para aquellas personas que quieren convertirse en propietarios pero no pueden: el alquiler inteligente, también conocido como alquiler con opción a compra.

Hoy en Housinity, vamos a explicarte en qué consiste esta opción de alquiler y algunas de sus ventajas e inconvenientes.

¿En qué consiste el alquiler con opción a compra?

Consiste en que mientras estás bajo el alquiler de una casa, una parte o el total de las mensualidades pagadas van destinadas a comprar dicha vivienda. Es decir, todo lo que se va pagando mes a mes, servirá para su pago en el momento de la compra a modo de entrada. 

Por lo general, el contrato de alquiler realizado entre el propietario y el inquilino, tiene una duración determinada y tras este tiempo, el inquilino decidirá si finalmente compra la casa en la que ha estado viviendo como inquilino o no. Si el inquilino decide comprar, se lleva a cabo el contrato de compra. En ambos contratos se deben de estipular claramente las condiciones, la duración o el porcentaje de precio que se descontará en la compra, entre otros.

Este tipo de alquiler está últimamente al alza y aporta un gran beneficio no sólo al comprador, sino también al vendedor ya que dispondrá de una mayor parte de compradores con intenciones reales de compra.

Ventajas del alquiler con opción a compra

Una de las principales ventajas de utilizar esta opción de alquiler, es el hecho de que te permite poder vivir en el piso antes de comprarlo, pudiendo así comprobar todas sus características y ventajas, residiendo previamente en él. Además, de ir aportando poco a poco el dinero para su posible entrada futura.

También tiene como ventaja la libertad de decisión en cuanto a su adquisición, es decir, el contrato de alquiler no obliga en ningún momento al inquilino a comprar la vivienda en un futuro. Una vez finalizado el contrato de alquiler, debes decidir si te quedas o no con la casa, en el caso de que no, puedes negarte ya que no estás obligado a ello. En los casos de negativa pueden ocurrir dos cosas: que tengas que abandonar la vivienda o que firmes un nuevo contrato de alquiler. Todo esto dependerá de los intereses del propietario de la casa. 

Además, sirve como método de ahorro ya que todo lo que estés pagando de alquiler, va destinado como aportación para la posible entrada de la vivienda. Al ir ahorrando este dinero, la hipoteca tendrá mejores condiciones.Y si al final decides no comprar la vivienda, podrás echarte para atrás y será como si hubieras estado pagando en ese tiempo un alquiler normal.

Inconvenientes del alquiler con opción a compra

El gran inconveniente de esta opción de alquiler, es el hecho de que si el precio de compra de la vivienda se reduce, aún así deberás de pagar lo que está establecido en el contrato. Asumiendo el riesgo de tener que pagar una cantidad mayor de la que realmente supone la adquisición de dicha vivienda.

Por lo general, esta opción de alquiler es ideal para aquellas personas que quieren comprar una vivienda, pero que tienen mucha incertidumbre de cómo será su situación económica pasada un tiempo. Si estás interesado en alquilar una vivienda, no lo dudes y ponte en contacto con nosotros. Nuestros expertos te ayudarán a encontrar aquella vivienda que más se ajuste a tus intereses.

Infórmate gratishola@housinity.com

Entradas recomendadas